lunes, agosto 29, 2016

Atento aviso

Lo voy anunciando de una vez: "No tengo vela en el entierro" antes de que se me acuse de esa nueva fechoría, informo que no tuve nada que ver... Porque segurito que seré la mujer malvada que sugirió ese cambio.

Solo recuerden que esas fechas de entrega y "malquedadeces" influyeron mucho...

viernes, agosto 12, 2016

Personas grises

Cuando daba clases en _ _ _ _ [alguna universidad] un maestro me comentaba sobre las personas "Tibias" él las llamaba así porque no tenían esa chispa de vida, decisión o personalidad que sea recordada, sino que vivían "a medias" no dejaban huella... Este maestro me pedía que nunca estuviera con un "hombre tibio", él me tenía gran estima, siempre dijo que yo irradiaba pasión por la vida a cada momento...

Creo que si me hubiera visto unos meses atrás se decepcionaría de mi, no me volví una persona tibia, sino una persona "gris" como yo prefiero llamarlas, son parecidas, solo que le agregamos el andar con una actitud máaas pesimista ante la vida... y estuve metida ahí, ya salí de esa etapa [Gracias infinitas a Dios]

Pero he estado en relaciones grises... como alguien que no hablara más de 5 palabras en 3 horas de reunión o que ninguna comida fuera "realmente buena" siempre tenía que faltarle "algo" aunque ni él supiera qué, a quien no le gusta hablar por teléfono o tomar fotografías porque "no sabe", pedirle dar masaje era imposible porque ¡nunca lo había hecho antes! Quien siempre debía ir a los mismos tacos porque al parecer no había otros igual o más buenos que esos... O quien siempre está "echándole ganitas" ya que nunca está bien...

Estuve en relaciones grises porque yo fui gris, borré todos los colores y me adapté al gris... Hace días me reencontré, no de esas veces que es momentáneo, sino de esas veces que desde el corazón se sabe que este reencuentro es para toda la vida... porque amo los colores :)

Y nunca de los nunca volveré a una relación gris...



viernes, agosto 05, 2016

Del paso de los días

De esas veces que pasan tantas cosas y bien bien no sé si agradecer o sentarme a llorar un par de horas... Agradecer sería la mejor opción [lo dije después de llorar ese par de horas ja]

Estoy cruzando los dedos para que este siguiente paso se de lo más próximamente posible. Y así será porque confío.

Hace relativamente poco tiempo me preguntaron ¿Dónde está el curso que tomaste, el Yoga, el Budismo, de qué te sirvieron? Solo puedo responder que aquí están presentes, en mi silencio, en rendirme ante lo que es, aceptar y dejar fluir, priorizar mis necesidades, alejarme de lo que no me beneficia sin importar si les agrada o no, pero... si lo que esperaban era una disculpa, creo que lo haré al estilo de la verdadera causante de los conflictos, por medio de un mensaje de whatsapp: "no es mi costumbre hacerlo, lo siento"

Eso si, reconozco que aún me hace falta mucho por aprender... Y encontrar mi norte.


jueves, mayo 19, 2016

Decir adiós

"Cuando algo termina... termina" Dicen las cuatro leyes de la espiritualidad y eso me queda claro, lo difícil del asunto es el "como" termina...
Terminó una amistad de años... ¡Aaaaños! Y a pesar de que comprendo que es un ciclo que se termina y que todo está en constante movimiento y que hay que aceptarlo y fluir y bla bla bla, me duele... Me duele la forma, me ponen triste los motivos...
Pero poder decir adiós es crecer - Dicen -